Nacionales |

El Chigüire Bipolar celebra sus 10 años viendo a sus artículos hacerse realidad

Diez años han pasado desde aquel 2008, cuando decidí salir de un charco en Capanaparo, estado Apure, y venirme a la Capital. ¡Ay, diez años ya! ¡Se dice fácil! literalmente, solo tienes que decir “diez años” y ya, lo dijiste.

Una década pasa rápido, a menos que la hayas vivido bajo el chavismo, o como nos gusta llamarlo a nosotros, “¡AHH, AUXILIO MALDITASEAAAAA!”. Para aquellos que no lo saben, el chavismo gobierna en Venezuela.

Durante todo este tiempo yo decidí dedicarme a algo menos rentable que vender Herbalife en un MUN: escribir artículos noticiosos sin veracidad, sátira política, chistes. Lo hacía de cualquier cosa que me llamara la atención: Miss Venezuela, prepagos —valga la redundancia—, la Vinotinto, Mimí Lazo, relaciones de pareja, el dólar, inflación, mamás, el tío sádico, piedreros o política – valga la redundancia otra vez.  Es decir, siempre he escrito de Venezuela y aunque siempre he exagerado las cosas —menos mi trato al pasante— jamás creí que ninguna de mis noticias se hiciera realidad. Pero adivinen qué, muchas sí lo han hecho.

Análisis realizados por la División de Encriptación y Criptografía del FBI a los restos encontrados en el campamento de Raúl Reyes, destruido por la polémica Operación Fénix, demostraron que esta noticia terminó siendo no sólo la primera publicada en nuestra página, sino completamente cierta. El portavoz de las FARC logró terminar el nivel experto del popular juego —popular al menos entre secretarias, tías trasnochadas y echacarros de oficina— con un asombroso registro de 32.86 segundos.

El tiempo demostró no sólo que llevamos en la cartera —cuando conseguimos— billetes equivalentes a chavardos de bolívares; sino que el BCV ha imprimido chavardos de estos billetes. Y el gobierno les ha prorrogado la circulación chavardos de veces. Y hay que usar un chavardo de estos billetes para comprar las dos mariqueritas que se consiguen. Sí, pensar que esto terminó siendo real nos hace mentar un chavardo de madres.

Esta noticia la hice en el 2013 para decir que sin importar la tendencia política que tuvieses, luego de la muerte del Comandante Supremo Intergalactico Wireless 4K la vida iba continuar. Para algunos como la familia de Maduro –excepto sus sobrinos–, mejoró. Para todo el resto, bueno, no hace falta que se los diga. Eso sí, cinco años después podemos decir que la Tierra sigue haciendo su movimiento de rotación y traslación como siempre.

Era 2014 cuando escribí esto inspirado por mi deseo homoerótico. Es que en verdad Chino no paraba de ejercitarse y quitarse la camisa para mostrarle al mundo que estaba más bueno que darse cuenta que el dólar de la suerte en la cartera en realidad era de 100. Por eso imaginé que Nacho podría sentir envidia de esto y hacer un chiste de esta situación hipotética me parecía gracioso, pero luego de varios años me doy cuenta que no era tan hipotético.

Chigüidamus. Esto me da grima explicarlo. Siguiente, por favor.

Jamás olvidaré esta noticia porque cuando la aprobé fue la primera vez que el pasante subpagado se atrevió a hablarme ¡Qué altanero! Me dijo que era un chiste de mal gusto y exagerado, pero hoy tres después de esta noticia ¿quién puede discutirme que esta no es la única manera de que la inflación no lo afecte? Bueno sí, meterse a enchufado, pero hablo de cosas honestas.

Pocos saben que esto fue lo que le pasó a Lorenzo Mendoza. Prácticamente podría pasarle a cualquiera que se encuentre un dólar por ahí mal parado, en algún bolsillo de esa chaqueta que usaste cuando acostumbrábamos a viajar, o doblado encaletado en la cartera, o enrollado en el flux de los 31 de diciembre. Sabemos que van a salir a buscarlo.

Apenas tenía un año trabajando en esto y tenía este chiste en mente. Decir que alguien que no fuera chavista se convertiría en el futuro. Pero para que esta noticia tuviese éxito y fuese cómica necesitaba exagerarla, poner a alguien que fuese imposible verlo de lado de la revolución. Alguien que hubiese llorado el cierre de RCTV. Alguien que fuese amigo de Camila Canabal, porque ella ni en chiste sería chavista, y ¡eureka! Winston Vallenilla era la persona indicada. Eso sí, ni en un artículo de ficción logramos predecir el acto poco digno de poner rodilla en tierra.

Maduro de verdad dilapidó el capital político que heredó de Chávez (y ojo, tampoco es que esto era mucho). Pero exageración o no, Maduro se ha quedado solo. A su lado solo está la Primera Combatiente, los sospechosos habituales (la cupulita de siempre que se rotan los cargos) y sus 65 millones de votantes imaginarios.

10 años han pasado de la publicación de esta noticia, y he de confesar que cuando la escribimos, ya el cuento estaba viejo. 10 años oyendo “ahí vienen los marines”, y la verdad es que esa es una excusa que le ha servido bastante al Gobierno. Al mismo Gobierno que, dicho sea de paso, lleva estos mismos 10 años —y más— vendiéndole diariamente, puntualmente,miles de barriles de petróleo a nuestro peor enemigo. ¿Quién los entiende?

cargando...