Breves Nacionales |

Lluvias hacen que enchufado pueda usar su yate en Caracas

Como es costumbre desde hace aproximadamente 400 años, la temporada de lluvia volvió a tomar por sorpresa a la ciudad capital. Esto causa colapso en el sistema de cloacas, dificultad en la vialidad y miles de bolívares desperdiciados en secados de pelo perdidos ese mismo día. A pesar de esto, no todos ven con malos ojos las precipitaciones, ya que Miguel Duarte, uno de los tantos venezolanos que se ha visto beneficiado de ser familiar de un funcionario público, se mostró alegre porque por fin podrá usar su yate en las calles de Caracas.

“Hermanito, no voy a negar ni a aceptar que tengo unos traguitos encima, pero es que la alegría de ya no tener que ir a Lechería, Falcón o La Guaira para poder sacar mi barquito, me tiene más alegre que cuando pego una licitación. Es que es mucho más cómodo. Hoy me paré, vi el clima y de una me fui pa’ la lancha. Paseé por Plaza Venezuela, por La Floresta, le di la vuelta a Altamira, probé el motor en la subida de El Llanito y hasta me lancé a nadar un rato por La Boyera. Ah bueno y claro, me di una vuelta por Las Mercedes para buscar unas muchachitas, porque un yate sin prepagos es como una fiesta de niños sin colita: ¿dónde está la diversión, pues? Y aquí entre nosotros te digo, la lluvia siempre hace que las franelas estén mojaditas, así que qué más le puedo pedir a la vida”, afirmó Miguel Duarte mientras destapaba una champaña Moët para celebrar que su empresa —que no existe— jamás compró los sistemas de drenaje para la capital que prometió.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.