Internacionales |

A Vivanco también lo botaron de su casa


El director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, aseguró en una entrevista concedida a CNN que no esperaba que al llegar del ajetreado viaje a Venezuela su esposa lo recibiera con la mala noticia de que quiere separase. “Esto es sumamente humillante” indicó el afectado hombre mientras recogía su ropa de la acera.

Vivanco dijo que las acusaciones de su cónyuge contra su persona son una estrategia conocida y negó que durante su estadía en Venezuela contratara el servicio de alguna dama de compañía. “Estela (su esposa) actúa casi con absoluta impunidad y poderes sin límites, tratándome como si yo fuera un borracho o un desadaptado.” Finalmente indicó que la OEA (como cariñosamente llama a su suegra) tiene un rol que jugar y que la familia Vivanco ha sido degradada durante la administración de Estela.

cargando...