Internacionales |

“No me hace falta el alcohol para nada”


Con estas palabras, George W. Bush comenzó una inusual rueda de prensa, convocada para desmentir su supuesta “pea en los Juegos Olímpicos”, en la que contó parte de las aventuras que vivió en su viaje por China.

Bush admitió que las gimnastas chinas de 12 años estaban “bien buenas”, contó -con gracia- cómo aprendió a decir “monchi” en mandarín y dijo que lo mejor de la inauguración era ver “todos esos colores viniendo hacia mí y fundiéndose unos con otros”.

Además, Bush anunció que ya encontró la solución para el problema del calentamiento global, todas las guerras y la crisis energética mundial, todo de un solo jalón. “Si todos tratamos de hacer las cosas un poco mejor, si todos dejamos de pelear y todos nos abrazamos como hermanos, el mundo será mejor” Afirmo el presidente.

La secretaria de estado, Condoleezza Rice, trató de cortar su intervención, lo que causó un ataque de risa en el primer mandatario que duró aproximadamente 10 minutos. Antes de despedirse, informó que ya está en marcha la nacionalización de la industria de helados y pizzas de su país.

Aquí podrás ver el video donde el Presidente Chávez acusa a Bush de borracho.

Frankenstein.

cargando...