Gente |

Floppy con más de diez años sin recibir disquete empieza a salir con chamo universitario

La tarde de hoy, la unidad de Floppy de la familia Suárez le puso fin a su soledad al iniciar felizmente una relación con un joven universitario.

Filomena, nombre que recibe la unidad, explicó que estaba cansada de la tristeza en la que se encontraba ya que nadie la había usado desde hace más de 10 años. “Fueron tiempos oscuros, literalmente, el CPU lo dejaron ahí tirado como si no le importara a nadie; con el ventilador atascado de polvo, casi me asfixio ahí un día. Pero te cuento, hace unas semanas llegó a la casa un muchacho que estudia Informática, él me tomó con cuidado, me limpió y hasta me probó un disquete. ¡Años que no me metían un disquete! Fue rejuvenecedor, en fin, él es un pelo joven para mí, pero no importa. Lo que no me gusta es la relación que tiene con Puerto USB, porque mira que si le mete pendrives a ese Puerto USB, pero siempre me dice que es por trabajo. Voy a confiar en su palabra.” Comentó Filomena mientras acosaba a Rafael en Facebook.

Mientras se realizaba la entrevista, Rafael llegó a recoger a Filomena para llevarla a “un lugar especial”. No pudimos sino seguirlo en secreto para saber qué haría con Filomena, y lo que encontramos fue sorprendente. Rafael la estaba reciclando. Entre gritos de auxilio de Filomena, logramos rescatar a la unidad de Floppy. “Ay, pero que susto. Ya uno no puede creer en los hombres. ¡Me iba a reciclar! ¡Reciclar! Como si fuera un sucio papel. Todavía estoy en shock, pero que mal, vi a todas esas unidades ZIP y CDROM muertas, mientras les sacaban las piezas. Menos mal que me salvaron. Creo que me retiraré a vivir en Los Roques y no esperaré más nada de la vida.” Finalizó Filomena momentos antes de asegurar que escribiría una novela intensa sobre sus vivencias.

cargando...