Breves Gente |

Costo de reparación hace que joven dé en adopción su carro

Sebastián Ramírez, un joven de 23 años, luego de recibir hoy el alto monto de la cotización de la reparación de su Renault Twingo tomó la difícil decisión de dar su querido carro en adopción.

Ramírez, quien durante meses le subía el volumen a la música en el carro para ignorar los ruidos, colocó su Twingo en una cesta y lo dejó frente a la entrada de una lujosa casa con una nota que decía: “Hola, me llamo Pipo o al menos así me decía mi dueño anterior de cariño. Solo tengo la caja mala y un par de cauchos espichados, pero de resto soy muy fiel. Para prenderme hay que bombear el acelerador antes. No me recaliento, me encanta dar la cola e ir a la playa al salir de una fiesta a las cinco de la mañana. Como tengo el aire medio malo odio la lluvia porque me empaño. Sin embargo, en la guantera hay un trapito para esos casos. Ah, también hay un par de condones que mi anterior dueño no usará sin mí. Espero me quieran mucho y no me peguen calcomanías, por favor. No sean marginales”.

cargando...