Nacionales |

Godzilla ataca a Chávez durante pesadilla de José Vicente Rangel


Según reportes suministrados por el subconsciente de José Vicente Rangel, su siesta de esta tarde se transformó en una cruenta y salvaje pesadilla cuando la comitiva que intentaban tomar el control de las operaciones petroleras acuáticas en el Lago de Maracaibo, y el propio Presidente Chávez, fueron atacados por el gigantesco monstruo japonés Godzilla.

El sueño tuvo lugar a las 3 de la tarde, hora en la que el Ex Vicepresidente suele tomar la siesta. “Todas las tardes me recuesto como media hora, tengo un sueño ligero así que no suelen haber problemas. Pero esta vez me comí unas costillitas de Tony Romas que me cayeron pesado y el sueño fue muy intenso” Comentó Rangel, así comenzó a contar lo que sucedió:

El Sueño de José Vicente
“Al principio estaba en el colegio, con la misma edad que tengo ahora, pero en el bachillerato… tenía un examen al que no había estudiado y estaba muy angustiado. Por alguna razón estaba usando unos boxers cortos de Hello Kitty. Al final el examen lo suspendieron o algo y el colegio se transformó en el estómago de una inmensa ballena. Allí me conseguí a Joselito, quien me ofreció fumar algo de una pipa marrón, lo rechacé y caminé por el estómago de la ballena hasta llegar a una especie de oficina pública. Así me encontré con mi hijo, sonriente, bailando reguetón con Ocariz y la abejita Maya. Ellos estaban como borrachos, así que los ignoré y seguí caminando hasta conseguir una compuerta donde logré salir. Afuera, en el mar, me encontré con la comitiva del presidente mientras expropiaban las operaciones petroleras acuáticas en el Lago de Maracaibo. Finalmente me sentí a gusto, pero todo fue interrumpido por un temblor en el mar que finalizó con la aparición de Godzilla, quien comenzó a atacarnos y a echar fuego y Zucaritas por la boca. En ese momento el Presidente Chávez se transformó en el Tigre Tony y comenzó a gritar “¡Weird al Jankovich!” o algo así. Godzilla logró golpearme y justo cuando caí al agua me desperté, en el suelo, a medio metro de mi cama”

.

cargando...