Breves Gente |

Padre le explica a su hijo que el niño Jesús no podrá traer regalos este año porque no compró dólares

“No, mi amor. Este año no creo que vayas a recibir regalos del Niño Jesús, porque le faltaron pilas y no compró dólares. En el mejor de los casos, si acaso recibes algo, será cualquier pendejadita que él pueda comprar y no lo que pediste en tu carta, porque los precios de los juguetes están carísimos”. Con estas palabras, el señor José Cárdenas trata de proteger a su hijo Manuel, de 6 años, de los efectos de la hiperinflación; al mismo tiempo que buscaba evitarle una decepción mayúscula el día de Navidad.

“Tengo varios días repitiéndole esto al pobre Manuelito, para irlo preparando. Todos los años se hacía un sacrificio, para que el niño Jesús le trajera su juguete. O sus juguetes, si se había portado bien ese año. ¡Coño; pero coño, este año! Este año le he insistido que no habrán muchos regalos, porque el Niño Jesús no compró dólares cuando estaban baratos. Yo sé que apenas es un niño, que a ellos hay que protegerlos de lo que nos pasa, que hay que mantenerles la ilusión, pero este año es imposible. Le he tratado de explicar que es algo de fuerza mayor, que el Niño Jesús no está exento de los avatares de la macroeconomía, que a pesar de ser un bebé en pañales él logra todos los años repartir sus regalos, pero que este año tuvo un descuido, no le prestó atención y el dinero que tenía para comprar los juguetes se devaluó. Él me estuvo preguntando, pero la verdad es que le dije que le explicaba cuando fuera más grande, no tiene sentido amargarle la Navidad por culpa de una economía mal llevada. Me costó Dios y su ayuda, pero como que ya se resignó que este año el 25 va a abrir su regalo y adentro habrá un Woody que le falta un brazo, un carrito de madera de la decoración de la abuela o un fidget spinner hecho con un clavo y arandelas” comentaba el señor Cárdenas, mientras le decía a su hijo que estaba mal decirle “pichirre” al Niño Jesús.

cargando...