99% de usuarios de camisas Columbia no saben qué es “pescar”

Un estudio publicado el día de hoy reveló que el 99% de los usuarios de camisas Columbia no tienen la más remota idea sobre lo que es “pescar” ni “acampar”.

El sociólogo Pablo Suárez, responsable del estudio, explicó que el usuario normal de las camisas Columbia no las utiliza para lo que originalmente fueron creadas. “Descubrimos que alrededor del 99% de los usuarios de camisas Columbia no sabe ni siquiera que significa pescar ni acampar, e incluso creen que el aire libre es un sitio al que no deben ir nunca por que hay cosas que consideran “malas”, como mosquitos y barro, por ejemplo. Creemos también que este estudio es extrapolable a las personas que usan gorras de Bass Pro Shop que les trajeron desde Miami. Esta gente paga sueldos mínimos enteros para adquirir una prenda con ventilación, bolsillos especiales y tela con nanotecnología, que terminan empleando simplemente ir al cine; cualquiera de estas actividades rutinarias podrían efectuarlas con una franela Ovejita o algo por el estilo. Si yo fuera el encargado de desarrollo, investigación y mercadeo de Columbia no me estaría preocupando por nada de eso, sino en ponerle un bolsillo para el Blackberry y un gancho especial para la correa con la que estas personas terminan -invariablemente- pegándole a su mujer.”

Para conocer el otro lado de esta noticia, enviamos a nuestro pasante subpagado a conversar con algunos de estos usuarios de camisas Columbia, quienes amablemente procedieron a explicarnos los usos normales que le dan a estas prendas. “Yo por lo general las compro para que si ir a la panadería, al centro comercial o ir a El Alazán. Eso sí, pana, siempre dentro de mis jeans con correa” nos comentó Carlos Fuentorres, estudiante de derecho y dueño de una tienda de autoperiquitos en Santa Mónica, quien nos afirma que lo mejor de estas prendas es que no agarran el olor de las parrillas. “Estas camisas son un estilo de vida, no hay nada como estar en tu Machito yendo al trabajo.” Cuando le preguntamos cuántas veces había pescado o acampado durante el último año, Carlos aseguró no saber qué es eso. “¿Pez? ¿Pescar? Jajaja que palabra tan loca, no, no sé que me quieres decir. ¡Y tal que los peces los agarran en la naturaleza, qué loco! ¡Yo juraba que los peces venían del Central Madeirense, qué bolas! Acampar si sé lo que es; eso es como cuando va a la Gran Sabana y dañas todas esas flores silvestres mariconas con la camioneta, ¡flores mariconas, jajajaja! Pero la verdad es que no lo he hecho nunca. Y con la deuda que me metí para comprar estas camisas, dudo que vaya a tener un chancecito para andar en esas pendejadas” explicó Fuentorres, mientras repetía por cuarta vez el mismo semestre en la Universidad Santa María.

Noticias Recientes

Libro_real

La historia de Bolívar según los nuevos libros educativos

Diluvio

Tierra celebra su día con diluvio apocalíptico y purificador

delincuentes

Caraqueños satisfechos tras haber conocido hampa de otras regiones en vacaciones

Merentes_fracaso

Merentes asegura que economía registró un -15% de crecimiento

Deje un Comentario