Breves Gente |

Chamo toca fondito del fregadero y se convierte en Venom

Un extraño suceso ocurrió la tarde de hoy cuando el joven Gerardo Sosa se encontraba limpiando los platos del almuerzo en su casa. Justo al terminar, muy valientemente se atrevió a agarrar el fondito con su mano —sin guante o ningún tipo de protección contra lo desconocido— cuando sintió que algo extraño lo atrapó. En cuestión de segundos, Gerardo empezó a convertirse en Venom.

“Gerardo estaba terminando de fregar los platos. De repente le llevé una olla que había quedado sucia, y comenzó a gritar” nos comentó la señora Ana, mamá de Gerardo: “Yo pensaba que se molestó conmigo, por haberle llevado la olla tarde. Siempre se molesta si le llevas algo sucio después que ya ha terminado de fregar. Pero estos no eran gritos de alguien molesto. Eran algo indescriptible. De recordarlos se me pone la carne de gallina. ¡AAAAGHH! ¡Mamá! ¡Asco, asco, asco, asco, asco! ¡Algo me tocoooooooó, ascoooo! ¡Mamá! ¿Qué coño hay en este fregadero? Estoy segurísimo que la borra del café no debería moverse así. ¡¡¡MAMÁ!!!” afirmó la señora Ana, quien luego nos comentó off-the-record que espera que este Venom coma menos que Gerardo, que en esta cuarentena lo único que ha hecho es “comer como un cochino, me tiene arruinada”.

Nuestro pasante subpagado logró conversar con Venom —quien a pesar de su apariencia resultó ser bastante simpático— y nos contó sobre su decisión de poseer a Gerardo: “Hola. Nunca me han hecho una entrevista así de formal. ¡Qué honor! A ver, te cuento. Estaba bien cansado de vivir entre las tuberías cochinas de la ciudad y llevaba años tratando de hospedarme en un cuerpo a través de los fregaderos, pero nadie los toca. ¿Tú sabías que los humanos eran tan cobardes? ¡Este Gerardo estaba temblando de escalofríos cuando metió la mano en el fondito! Pero bueno, lo hizo; perdió él pero gané yo, no siempre se gana. Esa fue mi oportunidad para escapar de la suciedad. Ahorita hablo con él para calmarlo” concluyó Venom antes de ayudar a la mamá de Gerardo a destapar unas tuberías del baño.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.