Breves Gente |

Emigración hace que chamo pierda al tercer amor de su vida en lo que va de año

Es algo maravilloso cuando alguien le dice a otra persona que es el amor de su vida. Uno se siente feliz, completo y con menos ganas de llorar en el sofá un domingo en la tarde. Pero cuando te lo dicen muchas veces por culpa de la emigración, se vuelve un evento agridulce. Y esto lo sabe Julián Castillo (23) quién despidió hoy a Verónica, el tercer “amor de su vida”, por culpa de la crisis migratoria venezolana que está dejando al país sin gente menor a 87 años.

Julián, quien se encontraba llorando mientras comía un golfeado en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía comentó sobre sus trágicos eventos. “Se me fue mi puchunguita bella, mi chiquita preciosa, la Fiona de mi Shrek, La Nutella de mi bodegón. Yo la amo demasiado, qué ladilla que uno tenga que pasar por esto todo el tiempo porque las relaciones en Venezuela son igual que yo en la intimidad: siempre acaban rápido. Este año ya se me fue Vanessa, con las que pasé unos hermosos 2 días en Macuto y luego me dijo que se iba para España. Después se fue Mariana, quien me dijo que siempre me iba a amar, pero realmente pasó 2 horas conmigo y luego me dijo que se iba a Perú. Y ahora Vero, que tuve que dejarla ir así a Ecuador sin dedicarle ninguna canción porque ya le dediqué ‘Me Rehuso’ a las otras dos y bueno, dentro de todo tengo decencia. Dios mío, hasta cuándo la emigración me va a afectar así en el amor. Mejor intentaré casarme con una presa, ellas te pueden romper la cara, pero jamás el corazón”, afirmó Castillo al momento que le enviaba un mensaje a sus a dos primeros amores de su vida preguntándoles si alguna iba a mandarle un pasaje.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.