Breves Gente |

Joven extraña odiar ir a la oficina

Habiendo ya perdido la cuenta de cuántos días lleva sin salir de su cuarto, la joven María Elisa Ferrer entró hoy en un pequeño nostálgico, pues lo que más extraña en esta cuarentena es quejarse de tener que ir a la oficina, tener que movilizarse al lugar y odiar a sus colegas.

A través de una llamada por Zoom, María Elisa (26) nos comentó que quiere volver a la normalidad lo más pronto posible. “No es que extrañe mi trabajo porque sigo trabajando desde casa, ni extraño ir a la oficina: extraño quejarme de ir a la oficina. ¿Sabes las colas que me agarraban para allá? ¡Perfecta razón para quejarme a las 8am! Además de toda la tragedia logística del estacionamiento, que si el ascensor sirve, que dejé el carnet en el carro. Odiaba ir a la oficina, no tanto lo de tomar un café medio insípido y estar sentada 9 horas pretendiendo que estoy ocupada y contando las horas para irme a mi casa, solo para montarme en el carro y que me agarre la hora pico, sino ir a la oficina como tal. Esa era mi rutina de quejas. ¿Ahora qué oficina puedo odiar ir si toda mi casa es mi oficina? ¿VOY A ODIAR MI CASA? ¡Ya quiero que se acabe esta cuarentena y odiar todo como antes!”, nos expresó Ferrer quien por suerte no ha encontrado razones para odiar beber en días de semana.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.