Breves Gente |

«Epa, tanto tiempo sin hablar» dice alguien para pedir favor ladilla

Esta mañana Mariela Gil recibió un terrible mensaje. Uno que temía que le llegaría pronto. “Epale, tanto tiempo sin hablar”, se leía en la pantalla de su teléfono. De inmediato lo supo: Gil sabía que le pedirían un favor increíblemente fastidioso del cual no sabría cómo escaparse.

Gil, quien odia los abrazos, las conversaciones innecesarias y los cachorritos, nos comentó más sobre los horrores a los cuales se afrontaría: “En cuanto leí ese mensaje, sabía lo que me esperaba. Una terrible conversación corta y con preguntas que a nadie le interesaría responder genuinamente. Todo eso para que un chamo con el que me gradué del colegio en el 2010 me pida un favor demasiado ladilla. O sea, él no es mala persona. Pero brother, no me preguntes por mi familia, por mi trabajo o por mi exnovio con quien pensabas que seguía. Dime que quieres de una vez. Honestamente no me interesa saber de tí, ni quiero hablar pajita contigo para que no te sientas que eres un interesado. Te lo suplico, dime qué quieres de una vez. No le des tanta vuelta. Estás gastando tu tiempo y el mío y me pones de mal humor. Dale sin pena, chamo. Dime qué te resuelvo y ya”, finalizó Gil, quien dijo que igual no le iba a resolver nada porque el chamo una vez le dijo gorda.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.