Nacionales |

TEORÍA CONSPIRATIVA: Lo que pasó realmente con el helicóptero

Venezuela entera fue testigo del extraño suceso que involucró un helicóptero del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y su sobrevuelo sobre el centro de la ciudad capital. Pero ¿Qué pasó realmente? Nosotros creemos tener las respuestas y las claves:

El piloto: Sargento y Actor. Su nombre es Oscar Perez y su usuario de redes sociales es OscarPerezGV. GV, casualmente, son las siglas del canal GloboVisión, lo que convierte esto en un claro llamado a los medios de comunicación a saltarse el cerco informativo. Además, sus ojos claros penetrantes que me hipnotizan me hacen pensar únicamente en una cena romántica a la luz de la luna que cuando llegue la cuenta pague él. Te amo Oscar.

La pancarta: Luego de volar por el cielo de Caracas, Pérez ondeó una bandera con el número 350. Aunque muchos creen afirmar que es referencia al artículo 350, en realidad significa otra cosa. 3 + 5 + 0 = 8. Un 8 acostado es prácticamente un oo, lo que simboliza a Juan Barreto al lado de Herman Escarrá. Una dupla que se conoce como la doble rueda de camión. Un claro llamado al gremio de los transportistas a sumarse y apoyar a Pérez en su asalto al poder. Estos nunca llegaron ya que faltó otro o, Maelo Ruíz.

Sus habilidades: Perez, además de actor y sargento, es piloto, policía élite, buzo, ninja, masón, 3er. dan en kungfú, influencer, repostero, vendedor de Bonice, gimnasta rítmico, PH.D en Trigonometría, maestro parrillero de la Montserratina, shortstop, economista, chica del tiempo, campeón mundial de Karaoke, chofer de camión, mecánico naval y pare usted de contar… un claro intento de la oposición de replicar al Comandante Supremo Hugo Chávez Frías.

Su ruta de vuelo: Volar en apenas minutos de La Carlota al TSJ, en el centro de la ciudad, de allí a la Trinidad y de allí a su desaparición en un sitio desconocido sirve para demostrar que el helicóptero es la mejor manera de vencer el tráfico caraqueño.

Desenlace: Una noche más en la que las que tías fueron las protagonistas del Whatsapp y en la que podemos concluir que robarse un helicóptero del CICPC no es tan difícil. Y que Diosdado, al contrario de lo que se pensaba, no tiene los ojos más bellos de Venezuela. Ah, y que tampoco ha cambiado nada en el país. 

cargando...