Breves Gente |

Vigilante de supermercado pide a clientes desnudarse, agacharse y toser

Escasez, colas y productos de limpieza con la cara de Maite son algunas de las cosas comunes que se consiguen en todos los supermercado. Sin embargo, en el Celso Grama ubicado en Caracas hay un extra y es que Raúl González, vigilante de 37 años, obliga en la salida a los clientes a desnudarse, agacharse y toser para comprobar que no se están robando nada.

“Con tal de llevarse unos Pirulines son capaces de meterlos donde sea”

–Raúl González

“A unos le da igual, otros lo entienden y la mayoría se molestan, pero no me importa porque yo tengo que hacer mi trabajo. Si algo se pierde el que lo tiene que pagar es este que está aquí. Por eso no solo reviso carteras y bolsos sino que también hago que los clientes se desnuden para ver si tienen algo en las axilas, entrepierna o pliegues del cuerpo en el caso de los gordos. Luego hago que se agachen para verificar que no se les caiga nada y por último los pongo a toser porque uno nunca sabe. La gente es muy enferma y con tal de llevarse unos Pirulines son capaces de meterlos donde sea” sentenció Raúl González quien también confesó que mensualmente se hace las manos para tener uñas perfectas a la hora de rayar las facturas.

cargando...