Breves Gente |

Cajera gana The Voice gritando “CLAVE”

“Majestuoso”, “hermoso”, “sublime”, “vuélvela a pasar”, fueron las frases de los conmovidos jurados de la décima temporada de The Voice, cuando Wendys Parra —una cajera mezzosoprano de 27 años— gritó ClaAaaAAaAaAaAAaAvEeEEee y ganó la competición de manera unánime mientras todo el aforo la aplaudía entre lágrimas.

Adam Levine, coach de Wendys, elegido por ella en el primer episodio no por sus dotes artísticas sino porque es “un papi”, declaró ante las cámaras sobre la victoria de su pupila. “Fue hermoso, todo el anfiteatro lloró cuando Wendys hizo uso de su marcado falsete y transformó la historia de The Voice para siempre. En su performance cantó un popurrí de éxitos de cajera como ‘Corriente o Ahorro’, ‘Chico no pasó’ y la canción con la que ganó toda la competencia ‘Clave, Wilmer’. En el clímax de su falsete la producción hizo estallar una explosión de papelillos que en realidad eran facturas. Esto simplemente una actuación estelar, esto es lo que le faltaba a la competencia, no más cantantes de country en esta competición o como le dice mi querida Wendys: llanera gringa” sentenció Adam mientras le explicaba a Wendys que su banda no se llama “Marrón Five”.

cargando...