Breves Gente |

Malandro apostilla “la bicha” para emigrar

Comenzar de cero en otro país es tan difícil como que un treintañero baile trap sin sentirse ridículo; por eso muchísimos venezolanos antes de emigrar prefieren poner en regla todos sus papeles para poder ejercer su profesión en el país de destino. Y esto fue lo que hizo hoy Aníbal Ramírez, un malandro de 23 años de edad, cuando apostilló su arma de fuego para poder usarla en el exterior.

Aníbal, quien es conocido como “Tostiarepa” porque le gustan las gorditas, habló sobre sus planes de emigrar. “Mano, yo sé que uno cuando llega a otro sitio muchas veces le toca ser mesonero o limpiar baño y ojo no lo critico porque es trabajo, pero yo quiero seguir es dedicándome a lo mío: delinquir. Así que apostillé la bicha pa’ que apenas aterrice en otro lado pueda empezar es a robar de una. Me va a costar un tiempo acostumbrarme a no decir mamagüevo sino otra grosería pa’ entrompar a los gafos que voy a robar, pero al menos voy a estar tranquilo que la bicha que ando usando es legal ¿Me entiendes? Emigrar no es una güevonada, hay que hacer las vainas bien” aseguró Aníbal mientras se creaba un perfil en LinkedIn para ver si puede irse con trabajo en un cartel de drogas.

A pesar de la anterior declaración, en el sala de redacción de El Chigüire Bipolar nos quedamos preguntándonos si este trámite era legal. Y la respuesta a esta pregunta no las dio Ricardo Fuenmayor, notario público que atendió a Aníbal. “¡De bolas que no es legal! Pero qué carajo le iba yo a decir a un tipo que entró armado a mi oficina apuntándome y diciendo que le apostillara la bicha ¡Un coño! Le puse su sello en la pistola y le di mi celular”.

cargando...