Breves Gente |

Stephen Hawking conoce a Dios y le dice: “coño, perdón”

El astrofísico británico y única persona que siempre tenía el antivirus actualizado, Stephen Hawking, falleció este martes a los 76 años en su casa de Cambridge y aunque muchos creerán que ahora está descansando en paz, las cosas no son así. Pues Hawking tuvo que enfrentar al Todopoderoso –del cual renegó en vida– y decirle: “Coño, perdón”.

Al conocer la noticia de la muerte del astrofísico, electrocutamos a nuestro pasante subpagado para que entrara en un estado de shock, muriera unos 5 minutos y tomara las declaraciones de San Pedro, quien ofreció todos los detalles del incómodo momento entre el astrofísico y el ser omnipresente. “Tenías que verle la cara al señor Hawking. De verdad estaba asombrado de que existiera vida después de la muerte. Aunque esa cara no fue nada comparada con la que puso cuando vio que el mismísimo Dios lo estaba esperando para –solo con la mirada– recriminarle por haber declarado que él no existía. Hubo un momento de silencio incómodo entre ambos, que el señor Hawking rompió con un ‘coño, perdón’. Luego le pidió que lo entendiera, que es jodido estar en la Tierra en su condición, calándose chistesitos todo el día y que eso lo llevó a pensar millones de cosas científicas que daban como resultado que él no existía. Al final hicieron las paces y hasta hablaron de lo que de verdad hay dentro de los agujeros negros”, aseguró San Pedro quien también contó que Hawking intentó pararse de su silla, pero eso si no se lo permitió Dios.

Nuestro pasante, quien ahora volverá a almorzar solo porque no nos trajo ni un llavero de nube de su viaje, también logró recoger las declaraciones de Dios que dijo: “Ajá, así quería ver al catire este, pidiendo perdón. Quién lo mandó a andar diciendo que yo no existo ¿ah? Ahora quiero recibir es al tal Neil DeGreasse ese para ver qué es lo que es”, sentenció Dios mientras brindaba una ronda de vino a todos los presentes.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.