Breves Gente |

Grupo de amigos piden préstamo de Política Habitacional y hacen parrilla

parrilla

Después de meses de interminables papeleos, un grupo de amigos recibió la gran noticia: el préstamo del Fondo de Ahorro Obligatorio para la Vivienda (FAOV) que uno de ellos había introducido fue aprobado, lo que les dio el dinero suficiente para hacer una parrilla.

El afortunado joven, quien es nada más y nada menos que nuestro pasante subpagado —aún no entendemos como cotizó en el FAOV, ya que él realmente no está en nómina— aseguró que solicitó ese préstamo porque tenía años queriendo ser más independiente: “Ya yo no soy un niño. Pasan los años y uno empieza a querer tener sus propias vainas, cumplir aspiraciones, ser adulto, pues. Así que pedí ese préstamo, pero con lo que me dieron me alcanzó fue para esto. Ojo, es una mierda, sí; pero tampoco es que me queje, porque me alcanza para hacer una parrilla con los panas, pues” afirmó el pasante subpagado, mientras veía a sus panas comerse el préstamo que se suponía cambiaría su vida. “No quiero hacer parrilla con mis papás toda la vida; así que me animé, pedí esta vaina y yo pensaba que iba a hacer un parrillón bestial para 15 panas, full lujo, pero terminé haciendo una parrillita de chinchurria en Guatire, y eso con suerte. Bueno, decirle “parrillita” es un decir; aquí entre nos, fue una choripanada, y algunos ni comieron, sin embargo disfrutamos mucho que al final es lo que cuenta. Quedamos medio picado y todo, pero contentos” concluyó nuestro pasante subpagado, quien espera poder volver a pedir al FAOV para comprar una silla Manaplas y así no comer de pie.

 

cargando...