Breves Gente |

Nota de voz maldita suena duro para que todos en la oficina la oigan

voice-note

Gabriel Hernández, un analista contable sufrió un vergonzoso evento en su trabajo cuando una nota de voz maldita sonó a todo volumen en su teléfono que todos sus compañeros de trabajo la escucharon.

“se formó un chalequeo porque la nota de voz era de la novia que le dijo ‘Mi Oshisto’”

–Pedro Medina

Pedro Medina, compañero de Gabriel y principal sospechoso de comerse las cosas que los demás dejan en la nevera, aseguró que a pesar de lo cómico del momento hubiese preferido que no pasara. “Chamo, qué pena. Al principio la vaina fue un vacilón porque en lo que sonó ese voice puso una cara de pajúo y de una se puso todo nervioso a intentar hacer que dejara de sonar, pero nada. Al contrario, parecía que lo que le subía el volumen. Luego se formó un chalequeo porque la nota de voz era de la novia que le dijo ‘Mi Oshisto’ y bueno, tú sabes cómo son las vainas en una oficina. Pero lo chimbo vino después cuando la novia empezó a decirle que lo disculpara por no habérselo dicho antes, pero que tenía un retraso de 2 meses, que se había hecho una prueba de embarazo y que salió positiva. En ese momento todos nos quedamos en silencio y solo nos mirábamos las caras. Pero la vaina siguió porque le contó que para descartar fue al ginecólogo y el doctor le dijo que no tenía un niño sino dos ¡Imagínate esa vaina, morochitos! Ese voice se acabó y todos nos paramos en silencio y no hablamos en todo el día” afirmó Pedro Medina mientras hacía cola para comprar pañales por si le tocaba en el amigo secreto regalarle a Gabriel Hernández.

cargando...