Breves Gente |

Descubren que cola frente a panadería era para comerle los sesos al portugués

Como todas las mañanas, el señor Joao Fernandes, se preparaba para abrir las puertas de su panadería para surtir la demanda de la cola de personas que compran pan en su local, lo que no sabía el señor Joao es que la cola que reposaba afuera de su negocio desde tempranas horas de la madrugada era de zombies que querían comerle el cerebro.

Mientras veía como el señor Joao apuñalaba a un zombie con el lápiz que no quitaba de su oreja desde 1983, logramos recoger las declaraciones de Leidy Gonzalez, la cajera de la panadería: “Bueno, cielo, te cuento, yo iba llegando un poquitico tarde porque la niña se me vomitó otra vez y cónchale, yo sabía que el señor Joao se iba molestar con uno, pero bueno, ‘Dios sabe por qué hace las cosas’. Ahora, esto que le está pasando a la panadería es un horror. To tenía el presentimiento que hoy el día estaría malo desde que un señor me intentó morder la mano cuando pasé la tarjeta y la cédula. No sabemos qué va a pasar con el señor Joao, los zombies están arrechos porque ya se acabó el pan, los quesos y lo único que quedan son los sesos de él. Ay, Dios mío, ¡pobre! Ya se lo comieron. Yo mejor me voy de aquí” comentó Leidy mientras le decía al cadáver del señor Joao que mañana se iba a agarrar el día.

cargando...