Gente |

Pareja que se casa por Zoom manda centro de mesa a tía que se lo iba a robar

A pesar de los momentos de incertidumbre que vivimos, el amor no se rinde ni tampoco la viveza de las señoras. Así ocurrió hoy cuando Julián y Gabriela se casaron pixeladamente por Zoom, y para no hacer sentir mal a algunos familiares que no pudieron acompañarlos, le enviaron a la tía Ivette el centro de mesa que sabían se llevaría a su casa si la boda hubiese sido presencial.

“La decisión de casarnos por internet fue difícil de tomar. Por una parte queríamos celebrar este día tan especial con nuestros familiares y amigos, pero por otra parte nos íbamos a ahorrar demasiado dinero que luego podíamos gastarlo en algo más útil que una fiesta. Al final decidimos hacerlo por Zoom porque quién sabe cuándo se acabe esta cuarentena y cuánto van a querer cobrarnos por los pasapalos. Varios tuvieron problemas de conexión y no pudieron vernos; otros dejaron sus micrófonos prendidos mientras criticaban todo. Pero lo que más nos dolió fue saber que la tía Ivette no se iba a poder robar los centros de mesa. Para hacerla sentir mejor, le mandamos un paquete con un centro de mesa que teníamos listo. Sabíamos que igualmente se lo iba a llevar, incluso habíamos hablado con la floristería de hacerlo mucho más ligero para que mi tía lo cargara sin tanto problema. No es que pensamos mal de ella, pero la hemos visto robarse cotillones de niños de 5 años, partes de piñatas y hasta mesas de postres enteras sin pena alguna”, comentó Julián antes de irse a su luna de miel que celebraría con su esposa en el cuarto de visitas que nunca usan.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.