Gente |

Cura cumple distanciamiento social lanzando hostias como frisbees

Hay personas cuya fe es tan fuerte que quedarse en casa un domingo es tan pecado como ver porno en GIF. Por eso, el Padre Juan Agustín de la Parroquia de El Cafetal en Caracas decidió cumplir con el distanciamiento social durante las misas dominicales, ordenando una persona por banquilla y en el momento más sagrado de la comunión, lanzar las hostias a los feligreses como frisbees. Así está fomentando las medidas de prevención contra el coronavirus como la actividad física entre las personas tercas de juventud prolongada.

“En estos momentos es indispensable acudir a Dios. Yo me considero una persona de la ciencia, pero sé que este virus no es cualquier gripecita y acá hay mucha gente con más de 60 años. Por eso cumplo el aislamiento social y la cuarentena, pero ya los domingos estoy bien harto del resto de los curas que viven en la casa y lo que hacen es ver Antena 3 y episodios repetidos de la monja en Youtube, así que la misa es mi escape. Es un riesgo que estoy tomando, especialmente cuando las viejitas se me acercan para contarme qué sé yo. Pero no soy ningún loco, esa comunión es peligrosísima. ¡Hasta me han dado besos en ocasiones! Pero creo que eso no es por el coronavirus. Así que no, decidí lanzar el cuerpo de Cristo como frisbees. En el seminario eso era lo que más me divertía, fui el campeón durante once años. Mi puntería es del más allá, me atrevería a decir que celestial. Lanzo las hostias y quien lo agarre en la boca le echo agua bendita después como felicitación. Además así se pone más divertida la misa” dijo el P. Juan Agustín, mientras limpiaba su rosario con una toallita desinfectante porque confía en Dios, pero no tanto.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.