Breves Gente |

Abuela finge su muerte para no tener que cuidar a sus nietos durante las vacaciones escolares

El sonido del teléfono fijo en una casa a las 3 AM es sinónimo de dos cosas: que tu novia está embarazada —y te llama a la casa para que todo el mundo se entere— o que tu abuela falleció. Esto sucedió en el seno de la familia Valdez, cuando la abuela, Felícita Valdéz, utilizó el comodín de esta llamada para fingir su muerte y no tener que cuidar a sus nietos durante las vacaciones escolares.

La abuela —desde un féretro que compró como coartada— ofreció su declaraciones: “Ya llegaron las vacaciones y la verdad es que todos los años me encasquetan a los niños es a mí, estoy cansada ya. Quiero pasar mi vejez tranquila. Quiero ver todos los programas de Antena 3 que pasen en Netflix… quiero salir a jugar bingo con mis amigas y chismear con café todas las tardes sin tener que supervisar que Luisito no se mate o quitarle el teléfono a Valeria porque se mete en el fulano istagra (sic) ese para andar de prostituta”, aseguró la señora aseguraba que estaba teniendo un infarto real.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.