Breves Gente |

Arpero asegura que gremio de la música llanera lo discrimina desde que se hizo las uñas acrílicas

El señor Armando Febres, arpero profesional mejor conocido como “El Uñero de Corozopando”, denunció hoy el acoso que ha recibido por parte de sus compañeros del mundo de la música llanera; el simple hecho de haberse hecho las uñas acrílicas para mejorar su desempeño como intérprete de su instrumento lo convirtió en el blanco de sus burlas.

A su regreso de un viaje que lo llevó al llano en busca de una carne en vara para nuestro almuerzo, nuestro pasante subpagado logró conversar con un compungido señor Febres: “Como le digo, camarita, la homofobia en el gremio está desbordada. Yo que pensé que me la estaba comiendo, nojile, con estas uñas buenísimas, y resulta que los compañeros me han llenado de insultos como: ‘argolla’, ‘pargo’, ‘tremendo mariposón’. ¡No hay derecho! ¡Mira como resuena este bordón con estas uñas de gel! Ah, pero ellos no ven eso; lo de ellos es insultarlo en su hombría a uno. La verdad es que el llanero promedio es como mi papá: machista. No hay nada que pueda sacarlos de ahí, ni siquiera el mejor solo de arpa en el Rucio Moro, nada. Ni comerse un kilo de carne en vara o filetear un cochino con las uñas, nada. Yo soy un hombre y sé que tener uñas de gel no daña mi masculinidad, que lo diga mi burra”, afirmó Febres, mientras se ponía un motivo de Luis Silva en las uñas.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.