Breves Gente |

Opinión: El distanciamiento social está matando el perreo ¿Qué debemos hacer?

Por nuestro crítico musical Jhaviel «La Joya de Platino».

A raíz de la pandemia del coronavirus, hemos tenido que implementar el distanciamiento social para evitar contagios. Esto implica trabajar desde casa, dejar de ver a nuestras personas queridas, y lamentablemente, dejar de perrear. Ya van 18 días desde que empezó la cuarentena en Venezuela, y así, hemos presenciado la muerte lenta del perreo. ¿Qué podemos hacer para rescatar esta hermosa tradición y evitar que desaparezca?

Vivimos momentos históricos y no podemos arriesgar perder algo que nos representa y nos une. Sabemos que cada día que pasa es un día que no nos pegamos al piso, trago en mano y sin idea de quién es la persona que tenemos al lado. No podemos dejar que esta pandemia sea el fin de un modo de vida como lo conocemos. Por eso, es nuestro deber practicar este arte en la casa, solo o con quienes vivan en casa y que todavía no estén hartos de nosotros. No importa si es tu papá, mamá o la abuela que está en silla de ruedas. Lo que importa es mantener vivo el perreo. ¿Puede ser incómodo? Por supuesto, pero nuestros padres bailaban La Lambada, tampoco creas que ellos eran unos santos.

Otra tarea muy importante que nos debemos plantear para resguardar nuestras tradiciones y raíces culturales es escuchar playlists como “Reggeaton Sabroso”, “Perreo duro”, “Noche de Entierro Y Otras Veladas Sádicas” y “Esto es un matiné” que se consiguen en plataformas como YouTube o usando el Spotify que pagas entre nueve amigos. En estos momentos difíciles no podemos olvidar a los próceres como Daddy Yankee, Wisin Y Yandel e incluso a los nuevos representantes del género como Bad Bunny, J Balvin y Thom Yorke.

Finalmente, no debemos perder de vista que pronto veremos el fin de esta cuarentena que nos tiene fantaseando sobre la primera vez que bailaremos las prodigiosas letras de Safaera que con tanta pasión expresan, “Yo quiero perrearte y perrearte y perrear”. Una vez de vuelta a la normalidad debemos demostrar que no perdimos tiempo en nuestras casas haciendo ejercicio o aprendiendo una nueva habilidad sino que estuvimos ahí: perreando. Pues hace unas semanas salimos de fiesta inocentemente, muchos no lo lograron hasta las 10pm por culpa del Centaura, pero igual perreamos sin saber que podría ser la última vez. No lo permitiremos.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.