Breves Gente |

Señora genuinamente feliz por recibir productos de aseo personal en vez de regalos de navidad

productos

Todos los familiares de la señora Zoraida Patiño arrugaron la cara cuando vieron que la gran caja de regalos que la señora recibió de Navidad estaba llena de desodorantes, jabones y champú. Pero el pánico se convirtió en una sorpresa mayúscula cuando todos vieron que la señora Patiño estaba bastante satisfecha con sus regalos.

Los presentes temían uno de los habituales ataques de histeria de la señora Patiño, que se han venido repitiendo con frecuencia desde el paro petrolero, mientras la susodicha iba sacando uno tras otro artículos de primera necesidad de la caja. “Perro, ¡yo veía la vaina y juraba que aquí iba a arder Troya! ¿A quién se le ocurre? ¿Regalarle un jabón a mi mamá, con lo sifrina que es? A ella hay que darle siempre algo de última moda, de esas cosas que saldrán en Todo en Domingo dentro de 3 o 4 años” dijo su único hijo, quien accedió a hablar con nosotros con la condición de mantener su nombre en el anonimato porque la verdad es que es bastante bruto e ignorante.
El único hijo de la señora Zoraida —ya qué carajo, que lo jodan, nadie lo manda a pendejo— continuó hablando sobre el extraño suceso: “Mi papá hace unos años le regaló una olla y bueno, creo que hasta hoy no volvieron a tirar. Bueno, o fue eso o la menopausia, qué sé yo. Pero mírala, está feliz. Sentada en el suelo, abrazada a un Pert Plus, llorando como una niña. ¡Ni cuando yo me fui de la casa, pues! No sé si sentirme feliz o triste por esta imagen”.

cargando...