Nacionales |

GNB detiene a dos adolescentes buenmozos por robar suspiros de niñas

chiguiajsdkas

En una nueva demostración de su poderío en materia de seguridad nacional, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvo hoy a Daniel Pérez y Sebastián Gutiérrez, dos buenmozos adolescentes, acusados de robarle una cantidad inimaginable de suspiros a las niñas de la capital de la República.

“ya teníamos rato tras la pista de este peligroso par de ciudadanos. Apenas vimos sus Instagrams, nos pudimos percatar de la peligrosidad de su simpatía”

–Manuel Colmenares

El General de Brigada (GNB) Manuel Colmenares fue el encargado de ofrecer los detalles del operativo, que terminó con la captura de los dos ladrones de ilusiones adolescentes. “Con este procedimiento, quiero que le quede claro a toda la ciudadanía que nosotros nos tomamos muy en serio la seguridad pública. Luego de recibir innumerables denuncias por parte de padres preocupados, por el robo de los corazones de sus hijas, nos pusimos en marcha, y ya teníamos rato tras la pista de este peligroso par de ciudadanos. Apenas vimos sus Instagrams, nos pudimos percatar de la peligrosidad de su simpatía y de lo divinos que estos ciudadanos están. Por eso sabíamos que era cuestión de tiempo para atraparlos. Agarramos a la teniente Yusnaidys Matos —que nunca terminó su educación básica, de paso; ¡estaba contenta, la teniente!— le pusimos un uniforme beige y la infiltramos en un grupo de liceístas jubiladas de clases. Y bueno, este peligroso dúo pasó, con sus barbitas seductoras y su ropa bonitica, y apenas tuvimos confirmación de que les habían robado los suspiros a estas inocentes víctimas, in fraganti, ahí mismo los detuvimos. Con las manos en la masa” afirmó el general Colmenares, quien también confesó que tuvieron que abrirle la puerta a la patrulla para ventilar lo que llamó “un poderoso perfume de hombre”.

A pesar del arresto, ambos adolescentes ya se encuentran en libertad, pues no se presentaron cargos formales en su contra. Al contrario recibieron una caja de chocolates y el número de teléfono de la teniente Matos, quien para sorpresa de todos resultó no ser lesbiana.

cargando...