Gente |

Diseñador del nuevo logo del Banco de Venezuela ingresa a clínica de rehabilitación


Abelardo Yánez, diseñador gráfico del MINCI, quien nos contactara la semana pasada en un dramático pedido de auxilio, reconoce que ya no da para más. Es que luego de haber diseñado el logo del Banco de Venezuela, Abelardo supo que ya no había vuelta atrás, y se entregó sin resistencia a las drogas. Sus amigos, preocupados, solicitaron ayuda profesional de inmediato.

“La verdad no tengo memoria alguna de los últimos 3 días” dijo Yánez, con las uñas sucias, el aliento a amoníaco y el pulso tembloroso. Después de la photoshopeada de la marcha, después de haberle hecho unos retoques a las fotos de Cilia Flores, me pusieron a hacer ese logo. Y me había tripeado una vaina de pinga, una alcancía en forma de cochinito, roja de bola, pero había quedado del carajo, una merma. Pero mi jefe insistió, insistió e insistió hasta que no pude más, que hiciera el logo que él tenía en mente. Ahí fue cuando caí, mi pana. Eso fue lo último que recuerdo, hará como unos 3, 4 días”. Comentó un abatido Yañes.

Sus colegas lo llevaron a Clamor en el Barrio pero de ahí lo rebotaron, argumentando que “ese bichito está demasiado podrido, báñenlo primero. Además ese está demasiado frito, si lo sacamos a la calle nos roba los bolígrafos”. En Hogares Crea sí lo aceptaron, y ya Abelardo está aprendiendo a hacer pancitos con chocolate y portaretratos con materiales reciclables.

Sus amigos tienen, de nuevo, esperanza: “sólo espero que Abelardo más nunca se acerque a ese maldito photoshop”, dijo, preocupado, su pana Freddy. Antes de irse, Abelardo nos susurró, desde su ventana, “Hey, Chigüire, sálvame ahí con 5 lucas, pa’ la piedra, no seas mierda, brother”.

cargando...