Nacionales |

Miembros del PSUV se fuman 5 cajas de cigarros diarias en solidaridad con Chávez

En un acto ecuménico-socialista-esotérico-proselitista-estilístico llevado a cabo ayer en el Balcón del Pueblo, miembros del PSUV prometieron comenzar a fumarse 5 cajas diarias de cigarros para demostrar su solidaridad con el presidente Chávez.

“Presidente Comandante, vea cada uno de estos cigarros como una ofrenda a su salud. Estoy prendiendo uno jalado con el culito del otro, ¿vio? Para poder cumplir con la meta que nos planteamos, de 5 cajitas al día, para demostrarle que no hay nadie que lo quiera más que yo. Por supuesto, Astor Rojo rojito, ese es el mío. ¡Palante Comandante!” afirmó, entre toses, Rafael Aguilar, autoproclamado “el seguidor más grande del presidente”, mientras le quitaba plata al mercado de esta quincena para comprar 12 cartones de cigarrillo.

“Mire presidente, mire. Yo sí lo quiero más, yo me estoy fumando las mismas cinco cajas pero de Marlboro Rojo, ese bicho es más largo y más fuerte, vea como me sacrifico por usté” dijo Isabel Hernández, militante del PSUV, quien aprovechó que estaba haciendo unas hoces y unos martillos con el humo expelido de la boca para pedirle un favorcito al Primer Mandatario: “Presidente Comandante, tengo 7 años pidiéndole una casa. Sé que ahorita debe estar ocupado haciendo su maleta pa’ volver a cojer para Cuba, pero quería saber si era posible pedirle que si me va a dar una casita que me la dé debajo de un tendido eléctrico, escuché el otro día en VTV que la CIA usa los cables para enviarnos unas ondas que nos achicharran el cerebro. Eso no me importa, mi comandante. Quiero que vea que me preocupo por usted” afirmó Hernández, mientras ponía su cabeza delante de un microondas encendido para aumentar su exposición a ondas negativas.

De todo se vio en el Balcón del Pueblo: gente hablando con el celular pegadito a la oreja, personas comiendo chimó del que hacen con lejía, algunos incluso comiendo cosas con Amarillo #5. Todos deseosos de demostrarle al presidente su solidaridad absoluta.

cargando...