Gente |

Costos obligan a familia a unir matrimonio de la mayor con quinceaños de la menor y velorio de la abuela

chigui480

Alfredo González, padre de familia y sustento del hogar, se vio obligado por los altos costos de todo a unir el matrimonio de la su hija mayor con los quienceaños de su hija menor y el velorio de su madre.

“Lo único raro fue que utilizamos la misma tela del vestido de novia para el traje de la carajita y la mortaja de la abuela”

–Alfredo González

“Cuando se me ocurrió la idea, me dio como pena decirla. No fueran a pensar que quería dañarle los momentos especiales a mis niñas por pichirre, pero en lo que vi que la abuela había estirado la pata, me rendí. Así que reuní a toda a la familia, incluyendo a la del novio de mi hija mayor, y expliqué que la masa no está pa’ bollo. Que lo mejor era unir esos tres eventos de una vez y la verdad es que no me equivoqué. En comida nos ahorramos unos buenos reales porque los pasapalos y el buffet los matamos con los sanguchitos (sic) y el consomé del velorio. No gastamos nada en agua ni soda pa’ ligar el whisky de la boda porque utilizamos los cafés del velorio también. Una de las cosas más complicadas fue lograr que mis hijas se pusieran de acuerdo para compartir la cuadrilla y el cortejo, pero gracias a Dios, lo hicieron. Lo único raro fue que utilizamos la misma tela del vestido de novia para el traje de la carajita y la mortaja de la abuela, entonces todas se ven igual. Pero al final todo quedo hermoso. Será una experiencia inolvidable para la tres… para las dos, digo” explicó Alfredo González quien también contó lo divertido que fue sacar a la abuela del ataúd en la hora loca.

cargando...