destacadas home Gente |

Urinario coñoemadre logra salpicar pantalón de ejecutivo

Efraín Torrealba, un urinario del Centro Comercial Sambil de la ciudad de Valencia, logró finalmente salpicar el pantalón de un inocente ejecutivo.

Mientras escupía chimó, Efraín se jactó de su gran hazaña. “Te cuento, llegó un carajito de esos que trabaja en oficinas, con un pantalón todo mariquito, limpiecito y hasta planchado me atrevería a decir. Entró, vio que todos los cubículos estaban ocupados y no le quedó otra más que tener que usarme. Recibí entonces el primer chorrazo y nada, pasó liso. Entonces esperé paciente, esperé que llegara al final, y justo cuando estaba terminando, ¡ZAS! ¡Logré salpicarlo! Le salpiqué hasta la rodilla JAJAJA. Si lo hubieras visto, primo, cómo sufría limpiándose en el lavamanos y haciendo la mancha más notable. Seguro cuando salga va a decirle a todo el mundo que lo que le salpicó fue agua.” Comentó Efraín al momento de confesar que él siempre quiso ser bidé.

“La verdad es que yo hago esto porque estoy muy solo. Julián, el urinario que está a mi lado, falleció hace dos meses; se le dañó una tubería al pobre. Y con las pocetas no se puede hablar, son unas mojoneadas porque tienen un cuartico VIP, papel y hasta sensores. Por eso es que yo busco estas pequeñas distracciones para evitar suicidarme tapándome con un papel.” Culminó Efraín mientras recordaba los buenos tiempos cuando le ponían ambientadores de pastillas.

cargando...