Nacionales |

Boina roja de Chávez pide asilo como accesorio de pintor en Francia

Después de casi seis meses sin hablar ni aparecer en el escenario nacional, la boina roja de Chávez rompió el silencio y pidió asilo político como accesorio de pintor en Francia.

“Reconozco que estoy dolida, porque desde que apareció el fulano cáncer me relegaron a un segundo plano, me dejaron botada en el fondo de un cajón. Así no se trata a alguien que fue tan cercano al presidente. Así que lo advierto: tengo informaciones importantes. Durante todo este proceso, no hubo nadie más cercano a las orejas del Comandante que esta humilde boina, su servidora. Lo oí todo: los chismes, las intrigas, las conspiraciones, los planes y las elucubraciones. Si no se cumplen mis demandas, se prenderá el ventilador contra todo el chavismo.” Fueron las primeras duras palabras de la boina, quién emitió un comunicado desde la capital francesa haciendo sus exigencias: “Exijo que me faciliten todo el proceso de llegar a París, y que me nombren agregada cultural de la Embajada en Francia. Que algún pintor guevón francés me adopte, quiero ser boina de pintor, cuadrarme con la intelectualidad francesa, ir al Louvre, todo eso. Ah, y un sueldito de unos 4.000 euritos al mes y un apartaquito con vista al Sena me conformo, para que vean que yo no soy tan exigente. De lo contrario, no respondo. Se me va el yoyo completico” comentó la boina, momentos antes de asegurar que “a lo mejor” tiene pruebas de todo lo que sabe, “a lo mejor”. “Mira: que al Gobierno ni se le ocurra pedir una orden de captura de la Interpol en mi contra. ¡Ahí sí se prende el ventilador! Mira que yo te he visto de todo montado en la cabeza de Chávez, conozco hasta los más oscuros secretos. Conozco la verdadera edad de José Vicente Rangel, sé cada cuántos días se lavaba la cabeza con jabón azul el comandante, sé toda la verdad sobre Naomi Campbell y hasta he visto los períodos íntimos de Chávez, porque Hugo ni en sus momentos sexys me separaba de su cabeza. ¡Están advertidos!”

La boina continuó hablando y dando muestras del enorme resentimiento que la carcome. “Desde que Chávez está enfermo y en su pseudo-campaña electoral, me dejó de usar. ¡Ah! Cuando Huguito está en campaña ahí sí se viste de civil y hace pucheros, pero cuando ya está montado y le forma peos al que venga, ahí sí me usa junto al uniforme militar. ¡Me harté, me siento utilizada! Además, yo creo que Chávez ya ni sabe donde estoy, él vive en Cuba ya y no me lleva para allá nunca. me cambió por los zapatos Nike y la chaquetica azul y blanca esa, que no puedo ni ver porque se me revuelve la sangre. Pues solo me queda pedir asilo político acá en Francia y terminar en la cabeza de algún pintor güevón francés, pero para que me hablen paja, mejor que sea en un idioma que no entiendo. Tienen 48 horas para cumplir mis exigencias, o prendo el peo” afirmó la boina, antes de preguntarle a un señor que pasaba si “Sauter la Talanquère” estaba bien dicho en francés.

cargando...