Gente |

Señor cumple 2 meses diciendo “las protestas no pasan de mañana”

evaristo

Evaristo Vargas, un caraqueño de 34 años de edad, lleva más de 50 días diciendo que las manifestaciones llegarán a su fin al día siguiente. Afirmación que ha sido derribada durante dos meses por guarimbas que le impiden llegar a tiempo a su trabajo.

“Están jugando al desgaste con esa gente que está protestando, yo no creo que puedan aguantar mucho más. Esas personas tienen que trabajar, encargarse de sus asuntos en algún momento y además ayer empezó Game Of Thrones ¿Tú crees que se la van a perder? Además, ¿qué van a lograr armando zaperoco todos los días? Se la pasan hablando locuras que va a subir la luz, que van a hacer una tarjeta de abastecimiento, hasta llegué a oír que iban a subir la gasolina. No entienden que si eso pasa, esto se cae al instante sin tener que protestar si quiera”, aseguró Vargas mientras nuestro pasante lo entrevistaba en su carro, que se encontraba inmóvil gracias a una manifestación en la Autopista Prados del Este.

Más allá de estar convencido de que los manifestantes están llegando a un punto de quiebre que propiciará que se asienten y se reincorporen a sus ritmos de vidas normales, Evaristo intenta darse ánimos, pues él que no participa en ninguna protesta ha tenido que reacomodar su vida entera en función de la agenda guarimbera. “Me estoy parando 4 horas antes de lo que normalmente hacía, para pasar 2 horas metido en cola, me caigo a gritos con los que trancan la calle que me dicen indiferente, ando a cada rato revisando el Twitter a ver por donde hay paso, pero con cuidado para que no me roben el celular. Cuando ya llego a trabajar son las 9 de la mañana, pero yo siento que ya son las 4 de la tarde”, expresó casi estallando en lágrimas antes de asegurar que él también es opositor. “Yo también quiero que se acabe esta vaina, no joda, pero estoy claro de que esto capaz logró superar el obstáculo de los carnavales, pero es imposible que sobreviva a Semana Santa. Yo apoyo más lo de la vía democrática, porque eso es un día de peos y ya, después te esperas unos años más a ver si tienes suerte. Es como jugarse el Triple Gordo, cada cierto tiempo juegas a ver si te toca y te resuelves”, concluyó Vargas.

link_muere_señor-1

cargando...