Nacionales |

CANTV: Lentitud de Internet se debe a país vecino chuléandose el WiFi

Voceros de la Compañía Anónima de Teléfonos de Venezuela (CANTV) afirmaron hoy, en una concurrida rueda de prensa, que la lentitud general que se está presentando en el servicio de Internet y de Banda Ancha se debe a que algún país vecino se está robando nuestra señal de WiFi.

Arturo Velásquez, vocero de la empresa, afirmó que miembros del departamento técnico lograron detectar que alguno de nuestros países vecinos, bien sea Colombia, Brasil o alguna de las Guyanas, estaría utilizando nuestro router para descargar música y películas a través de nuestra conexión. “En el log del router podemos ver entradas a una serie de páginas de descarga ilegal, que no han sido hechas por nosotros. Investigamos un poquito más a fondo y resulta que teníamos el router sin password. Claro, todo es culpa de la anterior administración” dijo Velásquez, mientras enviaba un email a sus empleados con un PowerPoint con gaticos cuchis. “Eso sí, quiero decirle al pueblo venezolano que trabajamos arduamente para solucionar el problema. Anoten el nuevo usuario y la nueva clave: el usuario es “Linksys1”, el password “1234venceremos”.

De inmediato los periodistas preguntaron a Velásquez si no consideraba que la merma en la velocidad de internet podría deberse a falta de mantenimiento o al cable submarino recién estrenado, mediante el cual Venezuela prestará servicio de internet y telefonía a Cuba; Velásquez se indignó y dijo que podría rebatir “punto por punto” esta acusación, pero ya el desayuno estaba servido y no quería que los periodistas fueran a comerse un cachito o un café con leche frío: “Eso es malísimo para su nutrición y su salud… pasen, pasen. Que no quede nada, agarren sin pena”.

Esta noticia causó de inmediato un revuelo en el mundo diplomático. Las embajadas de los países señalados respondieron con discreción a las acusaciones. Un vocero de la Embajada de Colombia, que habló con nosotros bajo la condición del anonimato, dijo “Ala, hermano, yo ni afirmo ni niego nada, no estoy autorizado; eso sí, si a usted no le gusta que le usen sus cosas, le pone alguna seguridad, ¿no? Igual te digo: nosotros seríamos incapaces de agarrar algo que sea de nuestra hermana república”. Una respuesta similar llegó procedente de la representación de Guyana: “Nosotros no queremos nada de ustedes. Bueno, algo sí queremos, pero le garantizo que no es el internet lo que les vamos a quitar”. Los brasileños, famosos por su cautela diplomática, se excusaron de responder, y simplemente dijeron que es probable que se trate de la labor de algún garimpeiro.

cargando...