Breves Gente |

Abuela escandalizada por poceta sin forro

Delia León, una abuela de 69 años, fue ayer a comer a casa de su hija menor con las mejores intenciones. Sin embargo, las cosas no salieron bien, pues Delia quedó totalmente escandalizada al ver que la poceta no tenía forro.

“¡No juegue, mijo! Hay que ver que ya se perdieron los valores y las buenas costumbres. Tanta educación que yo le di a mis hijas ¿pa’ qué? ¡Pa’ un coño! Porque en lo que entré a ese baño vi que la poceta está ahí, sin forro en ninguna de las tapas y ni siquiera una alfombrita. Es decir, esa poceta es una prostituta ¡una cualquiera! Qué pecado. A este paso no sé a dónde vamos a parar, pero estoy segura que a ningún lugar bueno será” sentenció la abuela Delia antes de que le diera un “soponcio” producto de haberse dado cuenta que los sofás no estaban tapados para evitar que se ensuciaran.

cargando...