Breves Gente |

Pozo de los deseos le parte las piernas a señor que le tiró bolívares

En un inocente —pero desesperado— intento de mejorar varios aspectos de su vida, el señor Juan Carlos Ayala se detuvo frente a un pozo de los deseos, mientras daba su caminata vespertina esta tarde. Antes de pedir un pasaporte europeo, que su Optra deje de dañarse y la paz mundial, lanzó billetes de 500 bolívares al pozo, para que este le cumpliera sus deseos. Sin embargo, el pozo no aceptó la moneda devaluada y procedió más bien a romperle las piernas a Ayala, “por falta de respeto”.

Juan Carlos Ayala se encontraba en un estado de dolor tan grande que no fue capaz de decirnos otra cosa más que “¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGGGGHHHHHHH!”, por lo que —después de lanzarle cinco dólares, que le descontaremos al pasante— el pozo en cuestión accedió a hablar con nosotros: “Eso le pasó por gafo, por falta de respeto. ¿Tú sí estás viendo la gravedad del asunto, no? Estamos en medio de esta recesión e hiperinflación tan malditas y viene este cabrón a lanzarme billetes que no se usan desde hace años. ¡Ah, y además pretende que con eso le saque un pasaporte! ¿Qué le pasa a la gente, vale? Ni que fuera descendiente de sefardí o algo, no hay por donde sacarle la nacionalidad europea. No, no, este carajo me pidió cosas imposibles y además me lanza bolívares, claro que es para romperle las piernas. ¡Qué abusador! La próxima vez que venga que me lance un billete de 500 euros, a ver si por piedad le arreglo las rodillas. Por eso es que estamos como estamos, ¡maldita viveza criolla!”, concluyó el pozo, mientras se fumaba un cigarro y continuaba ignorando el dolor de Ayala.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.