Breves Nacionales |

Escritor de puertas de baño celebra el Día del Escritor

El artista conocido apenas como “El Güebo”, uno de los pioneros de la literatura en puertas de baño —e ilustre realizador de renombradas obras como “Tu mamá es tremenda puta”, “Si quieres sexo anal llama al 0424-7882913”, y “Marico el que lo lea”— celebró este jueves 29 de noviembre el Día del Escritor.

Aprovechando la efeméride, enviamos a nuestro pasante subpagado a lavar los baños del centro comercial El Recreo para que conversara con “El Güebo”, quien ofreció una entrevista exclusiva para El Chigüire Bipolar.

Pasante Subpagado (PS): Buenos días, muchas gracias por concedernos esta entrevista.

El Güebo (EG): El placer es mío, al igual que la expresión de una de mis más grandes obras: “Angel López mama güevo rico en el baño del Sambil”.

PS: Cuéntanos, ¿cómo fueron tus inicios en esto del arte de tocador?

EG: Al igual que los grandes de la pluma, comencé a escribir por un desamor. Mi primer trabajo lo plasmé en un baño del colegio, cuando expresé mi más profundo pesar con un “Maria Auxiliadora es puta” en el lienzo de aluminio del nauseabundo baño de hombres.

PS: Desde entonces, ¿te dedicas sólo a escribir de amor y desamor?

EG: Para nada. Soy un artista íntegro y mis trabajos van desde expresiones amorosas hasta críticas sociales, como mi famosa arremetida contra el desdén higiénico de mis congéneres, al elaborar uno de mis trabajos menos valorados: “LÁVAME MALDITO COCHINO” utilizando solo mi dedo y un parabrisas polvoriento.

PS: Siempre hemos sido grandes admiradores de tus férreas críticas al establishment. En tu opinión, ¿cuál ha sido tu mayor hit político?

EG: Yo, como todos los artistas, he estado en un espacio neutro del espectro político. Me encuentro del lado de la justicia y la libertad de expresión, y es por eso critico de lado y lado. Todos recordarán mi lapidaria frase “Capriloca periquero”, que hice en el baño de varones de Bohío luego de su traición en 2013 y, obviamente, desde que empezó su mandato, “Maldito Maduro” ha sido mi bandera hasta en los baños de otras latitudes.

PS: ¿Consideras que cada una de tus obras termina siendo como una confesión?

EG: Sin duda alguna. Ser artista es desnudar tu alma y convertir tus mayores miedos e inseguridades en arte. Los artistas siempre dejamos una parte de nosotros mismos en todos nuestros trabajos. Considero que los más reveladores han sido “ACTIVO 21 cm estuvo aquí”, que puse en el baño de mi tío Julián, “Soy pasiva” que si mal no recuerdo está en el baño de mujeres de La Bandera o cuando quise explorar otros métodos artísticos y probé la ilustración como motor, llenando una puerta completa de puros dibujos de güevos.

PS: Para cerrar esta entrevista, quisiéramos que nos regales una reflexión de la laboriosa tarea que implica ser un escritor de baños y un mensaje para nuestro país.

EG: Quizás los artistas de los baños somos los menos censurados por el gobierno, pero la libertad de expresión es un derecho irrevocable, así que no dejen de expresarse así sea en los baños. “El güebo mío”, “el que está al lado es marico” y “si lo lees estás cagando” son mensajes motivadores que le devolverán esa sonrisa tan necesaria al pueblo venezolano en estos momentos tan turbios.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.