Breves Gente |

Jóvenes que juegan la ouija invocan accidentalmente a Diosdado

Esta tarde un grupo de jóvenes invocó de manera accidental a Diosdado Cabello minutos después de empezar a jugar la ouija. El lamentable incidente, ocurrido en el sótano de uno de los participantes, ocasionó que algunos de los presentes se desmayaran del miedo.

Conversamos –a través del Zoom, no usando la ouija— con Antonieta Guevara, que nos contó su experiencia sobre el evento paranormal que ocurrió en el sótano de su casa mientras sujetaba fuertemente un rosario: “Marico, marico, o sea… es que… no sabes el susto, o sea. Ya va. Déjame respirar, contar hasta 100. Ok. Nada, invité a unos amigos a jugar una ouija que había conseguido en el sótano. Me pareció un plan un poco creepy pero perfecto para Halloween. Se llegaron y tal, y empezamos a pensar en quién podríamos llamar con esto, nada muy feo. Pensamos en diosas griegas, pero no nos acordábamos del nombre de ninguna; entonces empezamos a invocar literalmente ‘diosas griegas’, así en general a ver si pegaba alguna, y de repente empieza ese tablero a moverse con todo. Se ve que era un espíritu muy bien conectado. Lo próximo que supimos es que comienza a moverse el cosito este por el tablero, va marcando primero la N, luego la A, después la R y ahí alguien bien pilas, creo que fue Héctor, dijo “¿Diosdado? ¿Eres tú?” y de una esa flecha se movió al “Sí”. ¡Te lo juro! Ahí no quedó nadie, en ese sótano; en menos de 2 segundos estábamos todos arriba. Bueno, todos no; Juanpa y Mafe se desmayaron, el pobre Juanpa hasta pipí se hizo encima. ¡Ay, no, fue horrible! De verdad pensamos que nos íbamos a morir, que nos iban a mandar a todos al Helicoide. Después bajé a recoger y a botar la ouija esa, y creo que todavía se estaba moviendo; empecé a toser y decir que tenía coronavirus para que se fuera”, concluyó Guevara, quien luego dijo que iba a dormir con su mamá en la noche.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.