Nacionales |

Señora que siempre se ha automedicado no le afecta emigración de médicos

A causa de la fuerte crisis por la que atraviesa Venezuela, son muchos los médicos que han abandonado el país en busca de un mejor futuro. Este hecho agravia la situación de los miles de pacientes que todos los días rondan por los hospitales venezolanos y hace que enfermarse sea algo casi imposible. Sin embargo, este no es el caso de la señora María Cristina Bello, quien tras largos años ejerciendo la automedicación con remedios y prácticas que cuestionarían hasta a un santero, como hacerse a sí misma una operación a corazón abierto, ha logrado ser invulnerable a la crisis de salud del país.

La señora María Cristina, quién por alguna razón está totalmente segura de que el Chinotto cura la gripe, dio su punto de vista acerca de la emigración masiva de galenos en el país. “Mijo, de verdad que si te soy sincera, yo tengo desde el ’94 que no piso un hospital. Y si no lo hacía antes, menos ahora. Eso me deprime, solo entrar ahí enferma. Yo en cambio me atiendo yo misma porque pa’ qué voy a estar gastando en consultas y cosas de esas, si esos doctores no saben nada y siempre te dicen lo mismo ¡No señor! En cambio yo misma soy mi doctora. Por ejemplo, ahorita para prevenir cualquier enfermedad del colón, todas las mañanas me tomo un jugo de lechosa, mango y Vick VapoRub. La tensión me la controlo con unas pastillas que me recomendó Nurys, la vecina del 4-B que siempre ha sufrido de eso y ahí esta sólida, por eso confío en ella. Y bueno, si me llega a dar algo más grave –que ni Dios quiera– tengo un huerto de sábila que, mezclado con limón, puede hacer a cualquiera inmortal”, confesó la señora María Cristina mientras se prendía un cigarro que, según ella, es lo que le controla el asma.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.