Nacionales |

Ellos siempre son «inocentes»

Qué risa da caer por inocente este día: que muerdas un jabón, que te sientes en un chinche, que te creas la noticia que Capriles debe 65.000.000 de dólares en plan de datos, que te digan que van a dejar de regular la luz, para luego descubrir que era una simple broma. Obvio nunca van a dejar de regular la electricidad. 

Pero caer por inocente el resto del año, en verdad, no da risa: cuando una chama creyó que podía rascarse y que su amigo no se aprovecharía de ella, pecó de inocente. Cuando dos amigas viajaron juntas, las mataron y además las acusaron de ir “solas” por no estar con un hombre, fueron inocentes. Cuando una compañera fue a la oficina del profesor y descubrió que él quería hablar sobre temas extracurriculares, cayó por inocente. Cuando mi tía no se imaginó que su actual novio podía violar a mis primas, también fue inocente. Ja. Y aún así hay gente que nos sigue señalando como culpables. 

El sexismo existe incluso a nivel gubernamental, pues las leyes venezolanas parecieran defender lo indefendible: no fue sino hasta hace 3 años cuando se anuló la ley que penaba con más tiempo en la cárcel a la mujer por ser infiel, que a los hombres. 

El machismo en Venezuela no es como cuando dices que no crees en las brujas, pero “de que vuelan, vuelan”. No. El machismo es real y de que violan, violan. Y si aún no crees que esto pasa todos los días, aquí te dejamos una corta lista de algunos de los miles de casos que me hubiese encantado que fueran una broma:

Poder de por medio: Linda Loaiza protagoniza el que probablemente es el caso más sonado de violencia de género en el país. A sus 18 años fue secuestrada, torturada, humillada y violada por Luis Carrera Almoina, mejor conocido como “El Monstruo de Los Palos Grandes”, ¿y qué creen? Luego de escaparse y denunciarlo, Linda se encontró con algo que parecía ser un chiste de mal gusto: el retraso del juicio, al ser el violador hijo de una influyente familia de intelectuales con cercanía al poder.

La estrategia de la defensa se basó en descalificar a la víctima, atribuyéndole ser trabajadora sexual. Con el tiempo Linda llevó su caso a instancias internacionales que sancionó al Estado venezolano por no haberle hecho justicia. Sí, «el violador eres tú», en este caso el aparato del estado que benefició a Carrera Almoina. Ríete de eso, si puedes.

Violada en confianza: Roxana Vargas tal vez pensó que una terapia psiquiátrica la ayudaría con algunos de sus problemas, entre ellos la bulimia, por esto se vio con el Doctor Edmundo Chirinos, célebre médico de la cabeza de muchos en el entorno político, entre ellos de una ex primera dama. 

Su asesinato ayudó a descubrir un caso mucho más oscuro: Chirinos guardaba en su hogar más de 1200 fotografías y vídeos de mujeres desnudas y sedadas, de las que abusaba sexualmente en su consultorio. 

“¿Algo estarían haciendo?” Sí, buscando ayuda para los demás problemas de su vida.

Celos: Amaris Martínez perdió la vida a manos de Leonardo Brandt, su esposo. A ella le encantaba ser activa, cuidarse físicamente y verse bien. Las dudas se apoderaron de él, quien sospechaba que su esposa podría estarle siendo infiel. Atacado por los celos, Leonardo eliminó a Amaris por completo del mapa. 

Leonardo mató a Amaris. Por cierto, el crimen pasional no existe. Lo que existen son asesinos.

Violencia económica: Katherine González fue perseguida por su ex esposo, Luis Blanco, un verdadero celópata que la quería tener bajo su control. Mientras eran pareja, Luis no solo le quitó las pastillas que la ayudaban a prevenir sus ataques de epilepsia, le cortó las tarjetas de crédito para que fuera dependiente de él. Tras lograr la separación, Katherine -por desgracia- fue lo suficientemente ingenua como para pensar que una orden de restricción mantendría a Luis alejado. El papel no impidió que la matara en la primera oportunidad que tuvo.

Incluso cuando se atreven a hablar, parecen no ser escuchadas. 

Desde casa: En Los Valles del Tuy, una bebé de apenas un año de edad fue abusada sexualmente por su padrastro. Su madre intentó salvarla llevándola al hospital donde la recibieron violada, mordida y golpeada. Alguien tan cercano, se supone que en verdad debía velar por su inocencia, ¿no? 

Entre amigos: Lo último que escuchamos de Ángela Aguirre, de 16 años, fue una nota de voz contando que su amigo, José Alberto, la había desnudado y violado. Su cuerpo fue encontrado horas más tarde, lejos del cumpleaños que terminaría en tragedia. 

¿Cómo podría tener la culpa de dónde estaba? Entre amigos, en confianza, pasándola bien, sin sospechar que sería la última noche de su vida.

Aún en medio de la peor crisis política de nuestra historia, el machismo sigue actuando. Y aunque haya “otros problemas más importantes”, es hora de que exijamos todos nuestros derechos al mismo tiempo. 

Y antes de acusar a esta protesta –y al Chigüi– como “progre” o comunista, asumamos con responsabilidad que esta es una lucha por el sentido común, en la que todos debemos tomar un papel. Esta lista es mínima, pues los casos no dejan de sumarse y no refleja a las mujeres con miedo que decidieron no hablar. 

No permitamos más asesinadas, maltratadas, violadas, humilladas por su pareja, por su familia, por su jefe o compañeros de trabajo. Si. Ya sabemos que algunos se quedaron con el estribillo de «el violador eres tú» . De pana, si eres hombre tienes mucho qué hacer para ayudar a reducir el machismo.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.