Breves Nacionales |

Maduro pide a iglesias alojar enfermos de coronavirus en el cielo

Hospitales colapsados, médicos sin insumos y gente que usa los tapabocas como rodilleras  son algunas de las razones por las cuales Nicolás Maduro pidió anoche a las iglesias de Venezuela que por favor alojaran sin costo a contagiados de coronavirus en el Cielo, ya que no hay más espacio en los hospitales del país.

Usando su pijama favorita de Los Simpsons, el mandatario admitió en rueda de prensa que solicitó la ayuda al sector religioso del país porque sabe que el sistema hospitalario del país es digno de ser el lugar donde se basarían cuentos de Stephen King: “Chico, ojalá, ¿no? Ojalá que las iglesias e iglesios tengan en su corazón hablar rapidito con Dios para que nos eche una ayudaíta, así como dijo una vez María Bolívar. ¿Qué hay de ella, Cilia? ¿Sigue en el país? Pobrecita, vale. Bueno, ajá, les repito, señores de las iglesias e iglesios: hablen con Dios, con cualquiera que sea el Dios en el que ustedes crean, y pídanle que nos abra las puertas del Cielo para acomodar a los enfermos. Si Dios perdona a todos, bien puede recibir a estos bioterroristas llenos de gripe y virus cochino allá en el Cielo, bien grandote que es, bien llenito de nubes que no se aprovechan. Pero solo temporalmente, no se crean, vale. Cuentan que eso por allá es bien lindo, hace fresquito. Entonces se quedan ahí un tiempito mientras se mejoran y después vuelven a su patria. Las iglesias pueden hacer eso, es como un hostal. Pero, ojo, no vamos a hacer que paguen, no, señor. ¿Cómo podríamos hacer eso, vale? Miren que ya hicimos unas casitas ahí en el Poliedro, con paredes y… cosas. ¿Tú has visto? ¡Y bien lindo que quedó! Un trabajo hecho con calidad, calidad bolivariana. Pero mira, no hay más espacio para que el pueblo venezolano se enferme tranquilamente. Pusimos camas en el estacionamiento, en los baños, hasta en la olla del Poliedro. Bastante patada que eché en la olla cuando yo era ponk. Ah, pues, no se rían. ¡No tenemos más espacio! Así que iglesias de cualquier religión —no sé cuántas hay, creo que tres—, padres, curas y…¿curos? Les pido, por favor, que hablen con su jefe y tengan compasión con el pueblo. Recíbanlos un ratico para allá, vale. Y así también me ayudan a mí” concluyó Maduro quien luego recibió decenas de mensajes de texto preguntándole cómo se le ocurre rascarse la nariz con los guantes puestos durante la rueda de prensa.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.