Breves Nacionales |

Monje tibetano se convierte en única persona en vivir tranquila en Venezuela

Hsuan Tsang, un budista proveniente de Lhasa, ubicado en el Tibet, llegó ayer a tierras venezolanas y no solo trajo consigo una vestimenta hecha de retazos de telas de El Castillo, sino que además se convirtió en la única persona que permanece en total control de su vida cotidiana en el lugar donde hasta el Tigre de Winnie Pooh podría perder la cabeza: Venezuela.

“Ay, ¿cuándo va a llegar el carrito?”, “¿Por qué esta cola está tan larga?” o “¿Quién es Sheryl y Lasso?”, eran algunas de las millones de quejas que se podían oír en la acera en donde Tsang se encontraba meditando como si no pasara nada. A pesar de esta paz, Tsang, quien en sus ratos libres pinta mandalas cual chama intensa, igual explicó cómo vive tranquilo en Venezuela. “La sabiduría ancestral del Dalai Lama, Lamada Dalalai y Keanu Reeves me ha enseñado que el hombre no necesita bienes materiales para vivir en total plenitud. Y esta tierra sagrada, Venezuela, es ideal para poner mi mantra en práctica porque no hay tentaciones creadas por el hombre como la electricidad, el internet o el papel higiénico doble hoja. Además todo lo que se consume es natural, porque ya no existen fármacos. Es más, ni siquiera la chama que se toma el refresco del ron puede dañar mi paz, porque nadie tiene suficiente poder adquisitivo para comprar refresco, ni ron. Así que aquí tengo todo lo que necesito para vivir que, osea, nada”, aseguró Tsang, mientras exhalaba una gran respiración mientras meditaba en una cola del Bicentenario, porque algo debe comer.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.