Breves Gente |

Chamo que vio a sus padres teniendo sexo está tranquilo porque vio cosas peores en la Autopista Regional del Centro

Durante la noche de ayer Sebastián Marín, un joven caraqueño, tuvo la desgracia de presenciar un acto sexual entre sus padres, quienes llevados por la pasión del momento olvidaron cerrar la puerta de su cuarto. Sin embargo, al contrario de lo que podría esperarse, el joven no parece haber sido afectado por el evento, pues asegura haber visto cosas peores en la Autopista Regional del Centro (ARC).

Marín, quien igualmente tuvo que sentarse para la entrevista, nos contó más sobre sus experiencias con la principal arteria vial del país, que lo dejaron inmune a cualquier evento traumático: “La verdad no estoy afectado. Para nada. Sé que la gente dice que ver a los papás tirando es de las peores cosas que una persona puede ver; eso y un parto. Pero no para mí. He visto cosas mucho pero mucho más traumatizantes en la Regional del Centro. No puedo describirlas del todo porque el simple recuerdo hace que empiece a sudar frío, a temblar, a tener náuseas. Una vez me acordé y casi me desmayo. Me causó un estrés postraumático grave. Solo te diré unas palabras claves, y tú verás lo que tu mente hace con eso: huecos, tramos sin luz, gente tirando piedras a los carros, pulpos, falta de agua, orgía, hemorroides y cachuchas. No entraré en más detalles. No puedo sin que me dé una vaina”, concluyó Marín, apenas unos instantes antes de que su cara empezara a tornarse verde.  

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.