Nacionales |

10.000 efectivos de la FANB vigilan a señor que salió a pasear a su poodle

A pesar de que las recomendaciones de la OMS no mencionan a la represión como remedio contra los contagios del coronavirus, el Gobierno de Venezuela anunció que aumentar los  puntos de control en las parroquias de Caracas es la mejor medida de prevención ante el Covid-19. Esto no pasó desapercibido para el señor Rolando Montero, quien hoy se encontró a sí mismo siendo vigilado por miles de efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) mientras paseaba a su perro, Cotufa, por las calles de su urbanización.

Montero, caraqueño que ama más a los animales que a sus propios hijos, estaba paseando a su perro cuando se dio cuenta del despliegue militar a su alrededor: “Yo me estoy tomando esto de la cuarentena muy serio. A mi edad uno no puede estarse dando esos lujos de enfermarse, no señor. Además que los hospitales llenos, las clínicas caras, el dólar arriba —¿tú has visto en cuánto está el pan canilla? ¡No joda, chico!— Además, ¿quién me va a cuidar a mí? Mi señora está igual de chuchumeca que yo. Entonces para salir así de vez en cuando saco a mi perrita a pasear, a que haga sus necesidades y así aproveche y le ladre a otras personas que no sean yo. Y de repente fíjate tú que cuando salgo me encuentro a ese chorrero de soldados detrás de mí. Mejor no preguntarles nada, incluso hay que hacerse el loco. A mí me gusta ser cordial y decirle ‘buenos días’ a todo el mundo pero qué va, es mejor quedarse callaíto. Yo seguí con mi paseo como si nada, y cada paso que daba le seguían esos diez mil efectivos. No sé para qué. Sí, mi Cotufa es preciosa pero no entendí. Ella estaba igual de asustada que yo, no le ladró ni a uno”, concluyó Montero, quien hubiera podido fácilmente vencer a Usain Bolt en su caminata de regreso a casa.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.