Breves Nacionales |

“Aquí usamos todas las medidas de bioseguridad” susurra vigilante al oído de un cliente

En su trabajo de vigilante de la panadería “Inversiones La Casa del Cachito Mixto Bistró Gourmet”, Valentín Parra suele darlo todo por la seguridad de sus clientes. Por ello, desde que comenzó la pandemia, “El Guardián del Pan”, como se hace llamar, se acerca delicadamente al oído de los que visitan el local para recordarles con un susurro que deben cumplir al pie de la letra con las normas de bioseguridad.

Luego de musitar suavemente al oído de nuestro pasante la frase “Acomódate el tapabocas”, el sereno del local comercial nos contó sobre sus nuevas tácticas de bioseguridad: “Hay que estar alerta mi pana, aquí usamos todas las medidas de prevención. Así mismo se lo dije al carajito que entró hace un rato, se lo susurré suave al oído para dejarle claro que aquí no queremos irresponsables. Yo a los clientes los trato como me gustaría que los demás vigilantes me trataran a mí, con mucho cariño, respeto y un poco de seducción. Les hago sus caricias en el cuello mientras le comunico las vainas para que estén claros que yo soy la autoridad. El otro día agarré a un señor que se bajó el tapabocas para oler el champú y tuve que abrazarlo por la espalda para inmovilizarlo y evitar cualquier otra práctica de bioterrorismo, menos mal no pasó de ahí”, señaló Parra antes de hacerle cosquillas con su bigote a la nuca del pasante. 

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.