Deportes |

Capitanes de Rusia y Arabia Saudita intercambian opositores torturados

Los jugadores Igor Akinfeev y Osama Hawsawi, capitanes de los seleccionados de Rusia y Arabia Saudita, respectivamente, dieron inicio hoy a las actividades del Campeonato Mundial de Fútbol Rusia 2018 con el habitual apretón de manos; sin embargo, en lugar de regalarse los protocolares banderines, como es costumbre, procedieron a intercambiar políticos opositores torturados, para beneplácito de sus líderes, Vladimir Putin y el príncipe Mohamed bin Salman, ambos presentes en las tribunas.

“Aquí le traje un político que osó desafiar a nuestro presidente Putin en las elecciones presidenciales. Se lo traemos fresquito de Siberia; así como usted lo ve todo ensangrentado y desnutrido ese aguanta… puede echarle un balde de agua y llevárselo a su Rey, y allá podrá torturarlo a su gusto. Este es un regalo de buena voluntad de nuestro presidente” afirmó el portero ruso Akinfeev, mientras entregaba su presente al capitán saudita. Este a su vez procedió a regalarle a su colega ruso una mujer que atrevió a exigir libertad y elecciones: “Para agradecer la cálida recepción del camarada Putin, se la traemos de regalo. Ya él dirá si la manda a Siberia, si la envenena o la encierra sin juicio, lo que él quiera. A nuestro rey no le importa; total, ya esta estaba lista para ser apedreada” afirmó Hawsawi, mientras unos agentes secretos disfrazados de jugadores obligaban a los árbitros a aplaudir.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.