Breves Nacionales |

Joven ignora a su familia para pretender que por fin vive solo

Ernesto Casale, un joven de 25 años que tenía como objetivo independizarse para poder ver pornografía con volumen sin ser juzgado, únicamente pudo lograr su cometido al ignorar a toda su familia para poder sentir que por fin vivía solo.

Como cualquier día rutinario en la oficina, enviamos a nuestro pasante subpagado a la casa de Ernesto o “Ernestico” como lo conocía su familia antes de que les aplicara la implacable ley del hielo. “Yo busqué residencia hasta que me cansé, leí miles de anuncios en internet, hablé por horas con señoras que se quedaron solas porque sus hijos se fueron de país para convencerlas de que me alquilaran algo y nada. Es más, hasta tuve que publicar una historia, y no en Instagram, sino en Whatsapp, y nada; lo máximo que conseguí fue un anexo en Plaza Venezuela, y ni siquiera era un anexo, era la cobija de un vagabundo y la cobraba en dólares. Por suerte un día el destino me sonrió: llegué a mi casa del trabajo y no había nadie, ni mis papás, ni mis hermanos, y sentí lo que era vivir solo por primera vez. Desde entonces más nunca he hablado con ellos y ya soy mira, un hombre independiente”.

Por su parte la señora Rosalba Torres, madre de Ernesto, declaró entre lágrimas: “Ese muchacho como que está medio loco, yo creo que se está metiendo crax (sic). Desde el día que dejamos la casa sola para ir a celebrar el divorcio del tío Julio, que por fin se liberaba de la buena para nada esa, cuando llegamos lo encontramos desnudo y viendo porno a todo volumen. Le grité que si se había vuelto loco, sus hermanitos se pusieron a llorar y su papá se desnudó también y aún así no nos prestó nada de atención. Desde entonces nos está ignorando, como si en esta casa no viviera más nadie. Eso sí, lo único que no ignora son todas las comidas que preparo: ahí se le olvida todo ese cuento de vivir solo, al sinvergüenza ese”, sentenció la madre para luego cubrir con una sábana a su hijo, quien ya se había desnudado en la cocina.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.