Breves Gente |

Café se enfría mientras barista hace arte cinético en la taza

Una tragedia ocurrió la mañana de hoy en una panadería de Maracay cuando Jaime Marrero, barista, pintor y amante apasionado, pasó 3 horas plasmando la batalla que se fragua diariamente en su alma fragmentada entre el ser y el deber-ser a través de una pieza de arte cinético en la taza de uno de sus clientes, dando como resultado un hermoso —pero frío— café titulado “Coloré Au Lait Déconstruit”. 

Miguel Becerra, crítico de café y víctima de esta descontextualización de formas geométricas y colores para crear ilusiones ópticas heladas, narró lo sucedido: “Llegué tempranito a la panadería para pedir lo mismo de siempre: desayunar, tomarme un marroncito y pretender que no tenía efectivo mientras huía del parquero, pero se me complicó. Supe que algo andaba mal cuando el barista se puso una boina y me pidió que lo llamara Cruz Doce, según él, en honor a su ídolo, el artista venezolano Jesús Soto. Total que a las 3 horas de verlo echar colorante y piedritas de la pecera de la panadería en la taza, me trajo el café con más cromointerferencia y transcromía de mi vida, así que le tomé una foto, lo boté y pedí una chicha. Para llevar.”

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.