Breves Gente |

Chamo que se metió en TikTok en julio accidentalmente se queda hasta febrero

Hoy se cumplen 7 meses desde que Fernando Michelena abriera TikTok en su celular, “para ver rapidito”, según sus propias palabras. Sin darse cuenta Michelena ha pasado su cumpleaños, Navidad, Año Nuevo y la muerte de su abuela metido en la aplicación, totalmente distraído.

Mientras bailaba en una cuenta creada a propósito en TikTok, nuestro pasante subpagado logró por fin establecer comunicación con Michelena, quien por un momento pensó que éramos parte de uno de los tantos ‘challenges’ que abundan en esa red social: “No sé cómo pasó esto, de verdad. Lo último que recuerdo es que por allá por julio me baje el app, porque estaba ladillado con la cuarentena y me dijeron que habían buenos tips de vida y tal. Soy una persona de ‘ver para creer’ así que me la bajé, pero ahí mismo caí. De un momento a otro estaba viendo videos de perritos, hamsters, periquitos, de un poco de gente conocida haciendo bailes, doblajes, rituales satánicos. Vi muchas cosas feas, honestamente, no me gustaría decirte lo que vi; solo que hay partes oscuras de TikTok, bien ‘darks’. Siempre me decía a mí mismo “un video más y ya, uno más y ya, no, no, ahora sí, uno más y ya”. Y eso se convirtió en que hacía todo con el teléfono en mano sin darme cuenta. Me despertaba viendo TikToks, comía lo que veía en TikTok, hacía ejercicio con rutinas de TikTok, iba al baño con tips de TikTok— existen y son muy buenos, por cierto—. Se me fue la vida. Ahorita es que estoy abriendo regalos de Navidad. ¡Qué hueco al que te mete esa vaina! Lo peor es que el tiempo se me fue volando, tú me dices que fueron 6 meses y no me lo creo”, dijo el joven quien prometió desinstalar la aplicación después de ver “este video y ya”.

cargando...

Recibe cada semana contenido exclusivo que las autoridades del SEBIN sueñan con tener.